¿Cuántas veces a la semana consumes legumbres?

Cuando realizo esta pregunta, la mayoría de personas suele contestar 1 vez por semana, aunque muchos me sorprenden con un “de vez en cuando”. En los años 80 se consumían una media de 8 kg de legumbres por persona y año mientras que, en la actualidad, esa cifra se ha reducido hasta 3 kg/persona/año. En cambio, la carne, el pescado, los lácteos y los huevos, son alimentos que se consumen a diario y, en muchas ocasiones, más de una vez al día.

Esto es así porque mucha gente piensa que para que una comida sea completa es imprescindible que incluya carne o pescado, pero debes saber que muchas legumbres –sobre todo los garbanzos y la soja ofrecen proteína completa, así que te animo a que las incorpores entre 2-4 días por semana para beneficiarte de sus propiedades y, al mismo tiempo, reducir el consumo de proteína animal, algo que también ayudará a la salud de nuestro planeta.

Además de proteínas, las legumbres contienen mucha fibra e hidratos de carbono complejos. Esta composición ayuda a regular la glucosa en sangre, pues esta se va liberando de manera progresiva evitando las hiperglucemias (picos de glucosa en sangre). A las personas que padecen diabetes se les debería recomendar aumentar el consumo de este alimento para mejorar esos desequilibrios metabólicos.

Su contenido en fibra también mantiene el colesterol a raya, pues una vez llega al intestino actúa a modo de esponja y absorbe colesterol y otras sustancias para ser excretadas.

Otra propiedad de la fibra es que es muy saciante y, de esta manera, el consumo de legumbres ayuda a controlar la cantidad de alimentos que comemos, reduciendo el riesgo de aumentar de peso y, a la vez, el de padecer hipertensión arterial, ya que mantenerse en un peso estable gracias a una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico es la mejor estrategia para prevenir enfermedades metabólicas.

Azuki, garbanzos, guisantes, lenteja roja, lenteja verde, lenteja castellana… Existen muchísimas variedades de legumbres y todavía más opciones de cocinarlas. Puedes elaborar desde el típico cocido –sin necesidad de añadir tocino- hasta un hummus para rellenar un bocadillo de pan integral con unas hojas de rúcula, por ejemplo. Las ensaladas o los purés son también opciones totalmente válidas y deliciosas, así que no tienes excusa.

Ahora que estamos en época de crisis, las legumbres son muy económicas y es muy recomendable introducirlas en nuestra gastronomía para nutrirnos bien sin necesidad de invertir muchos recursos. Comprarlas crudas y cocinarlas en casa siempre será la mejor opción pero si te falta el tiempo, las que vienen en conserva o las que elabora tu mercado más próximo son también saludables.

En Biospirit apostamos, además, por un consumo local y de temporada que ayudará a que todos salgamos más fuertes de esta pandemia. Te recomendamos probar nuestras lentejas de Castilla la Mancha y nuestro arroz del Delta de l’Ebre, dos alimentos que, consumidos en un mismo día, te van a proporcionar los aminoácidos que necesitas para que tu cuerpo construya proteína completa.

Artículo de Carla Martínez ( CM-Nutrición ) para Biospirit.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú