ALIMENTOS PROTECTORES PARA IR DE VACACIONES

POR Núria Ripoll Blanch, técnica dietista

¿A dónde vamos? A la playa, a la montaña, a un parque acuático, a visitar museos  y monumentos… todas y cada una de las destinaciones que escojamos pueden ser más agradables si la alimentación del día se adapta a las necesidades que tendrá el organismo según como le afecte el entorno.

alimentos protectores para las visitas a museos y monumentos

 

ALIMENTACIÓN, MUSEOS Y MONUMENTOS

Si realizamos salidas culturales, en dónde se visitan lugares emblemáticos cargados de leyendas e historias, de buen seguro que pasaremos largas horas de pie y realizaremos paseos y recorridos que acabaran por agotarnos un poco. Para evitar en lo posible que esto ocurra, seguir unas cuantas recomendaciones higiénico-dietéticas hará que aguantemos mejor las horas de pie sin sentir la sensación de piernas pesadas, pies hinchados o dolor de cabeza.

En primer lugar, es importante prestar atención a la alimentación de las semanas previas a las vacaciones. Una dieta depurativa y desintoxicante es lo más adecuado. Las preparaciones culinarias que van muy bien para depurar son: caldos vegetales de apio y cebolla, zumos antioxidantes de frutas y verduras y sopas de miso. También el  ajo es un alimento excelente y eficaz para esta finalidad.

Como productos complementarios, para hacer curas depurativas podemos disponer del jugo de aloe vera y el sirope de arce. Eliminar líquidos y limpiar el organismo de tóxicos hará que nos sintamos más ligeros y dinámicos.

Así mismo, es importante descargar el hígado de los posibles excesos de proteína animal, para ello, combinar nuestra alimentación con proteína vegetal nos puede ayudar: el tofu, el seitan, el tempeh, las legumbres y los frutos secos son buenas opciones.

Para los desayunos podemos escoger cereales integrales o panecillos integrales y combinarlos con zumos de frutas, café con leche o bebidas vegetales. En los hoteles donde hay bufet libre, mejor escoger alimentos ligeros, frescos y evitar fritos, salsas y embutidos. Pensar en un sándwich vegetal a media mañana, es indispensable para aguantar bien hasta la hora del almuerzo. Éste debería ser ligero, sin demasiada sal, sin azúcares refinados, sin salsas ni sofritos contundentes y procurando evitar el alcohol. También mejor reducir el consumo de carnes rojas, quesos grasos y marisco.

La merienda puede ser la habitual a la que estemos acostumbrados pero deberíamos evitar tomar demasiado café y/o sustancias excitantes. Si nos sentimos cansados, podemos tomar leche con cacao para recuperar fuerzas y alguna barrita de cereales integrales rica en fibra ofruta. Evitar el estreñimiento cuando se hace cualquier viaje y mantener las funciones biológicas del organismo en perfecto estado es muy importante.
Para llevar en el bolso de mano, nada mejor que agua, toallitas refrescantes, loción para pies y piernas (compuestas de plantas) para la circulación y/o gel de aloe vera puro.

Durante las visitas, deberíamos aprovechar cualquier ocasión para sentarnos con las piernas un poco en alto y masajear un poco las extremidades inferiores. También se recomienda vestir cómodo, con tejidos transpirables y llevar zapatos sin tacón y que se abrochen bien.

Por la noche, hacer duchas de agua fría y descansar con los pies apoyados en alto con una almohada, evitará que los tobillos se hinchen y nos levantaremos mucho mejor.

 

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.          facebook   Instagram Biospirit   linkedin Biospirit

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto