Sanas celebraciones

POR Núria Ripoll Blanch, Técnico dietista

Llegan las Navidades, las fiestas, las celebraciones y con ellas momentos que compartir con familiares y amigos en los que los almuerzos y las cenas que queremos ofrecer cobran todo el protagonismo. Los alimentos que escogeremos para comer y beber serán el hilo conductor para reunirnos en engalanadas mesas y pasar largas horas con los nuestros.

Es una época esperada en la que si durante el año hemos cuidado nuestra alimentación, nos hemos esforzado practicando ejercicio regularmente y continuamos con la voluntad de hacerlo, ¿por qué no disfrutar de las fiestas aunque sea con algunos caprichos? ¿Tal vez no podemos deleitarnos con un cordero al horno, un pavo relleno, una buena cazuela de bacalao o unos exquisitos postres acompañados con cava y frutos secos? Claro que sí.
Además si los productos son de calidad y ecológicos, mucho mejor.

La calidad y procedencia de los alimentos que vamos a escoger va a influir muy positivamente en nuestro organismo. Disfrutaremos de la comida y al mismo tiempo alimentaremos nuestro cuerpo con productos llenos de sabor.

ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA DURANTE EL AÑO Y HÁBITOS SALUDABLES PARA EL BIENESTAR FÍSICO, PSÍQUICO Y EMOCIONAL.

Todo suma. Por pequeños que sean, todos los gestos y actitudes que podamos adoptar en los quehaceres diarios contribuyen a un buen resultado. Se trata de saber seleccionar qué es lo que nos interesa y nos beneficia y qué es lo superfluo. Cuando vamos a comprar hay que saber diferenciar entre los alimentos que nos nutren y los que, por ejemplo, visualmente pueden ser muy atractivos pero carecen de valores nutricionales.

Los hábitos diarios de cada uno de nosotros son de gran importancia para la salud. Aunque muchas sean actitudes adoptadas desde la niñez, con voluntad, podemos modificarlas en caso de darnos cuenta de que nos estamos equivocando.

Pautas saludables:

- Dormir las horas suficientes.
- Desayunar tranquilos y sentados.
- Ir al baño regularmente.
- Evitar el alcohol y el tabaco.
- Practicar algún deporte adecuado a cada edad.
- Beber suficientes líquidos: agua, zumos naturales, infusiones.
- Hacer cinco comidas diarias: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.
- No picar entre horas
- Tener contacto con la naturaleza.

Las comidas de las fiestas, que con razón son más copiosas y abundantes, no deberían preocuparnos si durante el resto del año somos responsables y cuidamos de nosotros mismos. Es muy difícil cambiar alguno de los aspectos antes mencionados si hace años que tenemos unos hábitos equivocados, pero no es imposible. Hay que empezar poco a poco, superando etapas hasta ir cumpliendo todo lo que nos proponemos. Cada día es una nueva oportunidad para empezar.

FELIZ NAVIDAD

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto