ZUMOS PERFECTOS

POR Núria Ripoll Blanch. Técnica dietista

Las condiciones climáticas típicas de esta estación hacen que las necesidades del organismo cambien, este requiere más hidratación y dosis extras de vitaminas y minerales ya que tanto interiormente como externamente el cuerpo tiene que hacer frente a altas temperaturas.
Para protegerse, la piel activará mecanismos naturales: nos pondremos morenos, tendremos más sed, no nos moveremos tanto. Todo esto son respuestas a las necesidades del propio cuerpo.
Para ayudarnos en todo este proceso, los zumos naturales de frutas de temporada son una de las mejores opciones, aparte de hidratarnos obtendremos dosis extras de nutrientes antioxidantes que nos protegerán y asegurarán un óptimo estado de salud.

 

remolatxa2    zumo pastanagaapi

 

Un clásico que no puede faltar para preparar la piel, rico en beta carotenos. 

Zumo de zanahoria con manzana y remolacha (licuadora)

Ingredientes para dos personas:

· 2 zanahorias

· 2 manzanas jugosas tipo fuji

· 1 remolacha mediana

 

 

 

Si este zumo nos ha gustado y lo queremos hacer un poco más depurativo añadiremos un poco de apio y quitaremos la remolacha.

Zumo de zanahoria con manzana y apio (licuadora)

Ingredientes para dos personas:

· 2 zanahorias

· 2 manzanas jugosas

· 1 tronco de apio fresco

 

 zumo pinya aloe2   sucs maduixa

 

Si hemos estado mucho rato en la intemperie y nos hemos pasado con la exposición al sol, necesitamos un zumo muy hidratante y regenerados.

Zumo de piña y aloe vera (licuadora)

Ingredientes para dos personas:

· ½ piña natural

· 300 ml de zumo de aloe vera

 

 

 

Si nos hemos ido de fiesta y nos despertamos con ojeras y cansados, necesitaremos un zumo muy antioxidante y refrescante.

Zumo de fresas con mango y melón (licuadora)

Ingredientes para dos personas:

· 250 g de fresas,

· 1 mago

· 400 g de melón (aproximadamente 2 rebanadas)

zumo pomakiwi   zumo sindria

 

Si vamos de vacaciones a otras localidades y sufrimos estreñimiento.

Zumo de manzana con kiwi y papaya

Ingredientes para dos personas:

· 2 manzanas jugosas,

· 3 kiwis

· ½ papaya

 

 

Si queremos un zumo dulce y agradable para tener energía y practicar deporte.

Batido de plátano con melocotón y sandía.

Ingredientes para dos personas:

· 1 plátano,

· 2 melocotones

· 400 g de sandía

 

 Todos los zumos preparados con fruta fresca y natural son ideales para cuidarnos y mantenernos en forma. Si escogemos fruta y vegetales ecológicos, la calidad de los zumos será aún mejor.

LA MANTECA DE KARITÉ

karite

 

Excelente protector y regenerador celular, la manteca de karité ecológica es uno de los productos naturales más saludables que hay para el cuidado de nuestra piel.

¿Qué es la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano que actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea. La salud de la piel depende de cómo la tratemos a lo largo de nuestra vida. Someter a la piel a largas exposiciones al sol, al humo del tabaco y a la contaminación son factores negativos y perjudiciales para una piel sana y bonita. El modo en cómo nos alimentemos y el ritmo de vida que llevemos, también serán factores decisivos.

¿Qué hay que hacer para tener una bonita piel?`

- Ante todo, seguir una buena alimentación que incluya todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo y una buena hidratación interna, con agua y bebidas saludables.
- La prevención es otro aspecto muy importante. Proteger la piel de las agresiones externas comentadas anteriormente es la mejor garantía para que en un futuro no tengamos problemas. La piel tiene memoria.
- Aplicar productos de calidad que nos aseguren una óptima hidratación y nutrición. Usar productos antienvejecimiento efectivos.

¿Por qué usar la manteca de karité?

Para el cuidado de la piel, es uno de los productos naturales más interesantes que existen. El karité es un árbol africano (Butyrospermum parkii); el fruto de éste árbol se utiliza para obtener la mantequilla, una pasta totalmente pura y orgánica. Esta tiene un poder hidratante muy intenso, con grandes propiedades suavizantes y regeneradoras. Actúa maravillosamente bien en el tratamiento de arrugas, estrías, pieles secas y pieles escamosas.
También es ideal para el cabello, cuida la estructura capilar, aporta brillo, suavidad y volumen. Se puede usar durante el embarazo y también para el cuidado de la delicada piel del bebé.

¿Cómo obtener un precioso bronceado este verano?:

- Hidratación interna: agua, zumos, tés...
- Optima nutrición a través de los alimentos, incrementando las frutas y hortalizas ricas en carotenos: zanahorias, pimientos, tomates, calabacines…
- Prevención y cuidado en las horas en las que tomemos el sol.
- Dos o tres días antes de la exposición al sol, realizar un peeling natural en todo el cuerpo.
- Aplicar a diario la manteca de karité. Si durante el día no queremos, la podemos usar por la noche como tratamiento de belleza.

LA LECHE

leche vaca2 

 

Si bien todos sabemos que la leche es un producto líquido de origen animal, también conocemos que hay posturas defensoras y posturas detractoras respeto a su consumo.


Hacer algunas afirmaciones a favor, podría incomodar a algunas personas. Y en cambio, dejar de exponer el tema como tal podría ofender a otras. Trataremos de hablar de ello con el máximo respeto a todos.


Los alimentos son sustancias nutritivas que ingerimos para mantener nuestras funciones vitales. Pero, sobre todo en las personas, los alimentos no son solamente materia orgánica, sino que están estrechamente unidos a un mundo de sensaciones, costumbres, hábitos y necesidades. La función de un alimento, aparte de nutrirnos, también debería ser la de aportarnos bienestar.

La leche de vaca y de otros mamíferos

La leche de vaca, como es la más consumida, se acordó designarla con el nombre genérico. En las demás leches se tiene que especificar el nombre del animal al que corresponda: leche de cabra, leche de oveja, leche de búfala…
Desde la antigüedad, la mayoría de pueblos y culturas aprovecharon la leche de distintos mamíferos y aprendieron a conservarla y a elaborar sus derivados. De una forma u otra la leche se convirtió en un alimento consumido por todo el mundo, aunque no de la misma manera ni con la misma intensidad y frecuencia. El consumo de leche en algunas zonas del planeta fue una cuestión de adaptación y supervivencia, en otras zonas, su desarrollo se intensificó por la expansión de la ganadería.


Este hecho probablemente explica por qué hay zonas en las que la intolerancia a la leche es muy alta y otras en las que su consumo no provoca tantos problemas. Actualmente está documentado que los países nórdicos europeos (tradicionalmente ganaderos desde hace siglos) tienen una tasa de intolerancia a la leche mucho menor que en los países asiáticos, africanos, afroamericanos e hispanos.

La intolerancia a la leche (lactosa).

La leche está considerada un alimento muy completo, pero para las personas que no pueden digerir todos sus nutrientes deja de serlo. No hay ningún alimento que sea imprescindible, y la cantidad de leche a consumir debería estar sujeta a la edad y al conjunto de la dieta.


Algunas personas prefieren escoger una alimentación libre de lácteos por decisión propia y otras por necesidad. La intolerancia a la lactosa suele ser el motivo principal por el cual no pueden consumir leche. La intolerancia a la lactosa es la incapacidad que tiene el organismo para digerir este azúcar. La lactosa es un disacárido natural compuesto de glucosa y galactosa. La ausencia o unos niveles bajos del enzima (lactasa) en el intestino delgado provocan la intolerancia, ya que la lactosa no se puede “romper” para ser absorbida. Los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa son las náuseas, flatulencias, diarreas, dolores abdominales…


Las personas intolerantes a la lactosa admiten mejor los productos fermentados, como el yogur, el kéfir, el queso curado y las bebidas fermentadas. Esto sucede porque parte o todo el contenido de lactosa se ha descompuesto en el proceso de fermentación. La ventaja de estos alimentos es que ya están pre digeridos, conservan todos los nutrientes de la leche y suelen ser muy sabrosos, aunque hay que tener en cuenta la cantidad de sal y la materia grasa que presentan algunos de ellos como por ejemplo, los quesos.
Para las personas que toleran perfectamente los lácteos, les gusta su sabor y disfrutan del momento de consumirlos, la leche es un alimento práctico y suficientemente nutritivo: en su composición encontramos agua, proteínas, grasas, vitaminas, hidratos de carbono y sales minerales.


El mercado ofrece una amplia gama de leches:
- Leche pasteurizada (leche fresca).
- Leche esterilizada.
- Leche uperizada (UHT)
- Leche en polvo.
- Leche condensada.


Cabe destacar que la industria láctea, en función de las necesidades de los individuos, ha modificado, enriquecido y/o transformado la leche como tal, para ofrecer más posibilidades a la hora de escoger. De esta forma podemos encontrar leche sin lactosa, leches enriquecidas con vitaminas y minerales, leches desnatadas y semidesnatadas, preparados lácteos para las distintas edades…


También podemos disponer de todos los derivados lácteos, por ejemplo, la grandísima oferta de yogures, flanes, cuajadas, cremas, batidos, quesos… A veces, pero, tanta información visual en las estanterías de los supermercados nos puede confundir. No es aconsejable, por ejemplo, que desayunemos con un tazón de leche, luego al mediodía nos tomemos un bocadillo de queso, en el almuerzo un flan de postre y a media tarde un yogur de sabores. En este caso tan exagerado, no nos estaríamos alimentando bien y el equilibrio nutricional al final del día se vería afectado, un exceso de lácteos tampoco es bueno.


La variedad, la calidad y la cantidad de alimentos que escojamos para nuestra alimentación repercutirán significativamente en nuestra salud. Por ello, consumir todo tipo de alimentos con su justa medida y acorde a nuestras necesidades físicas y emocionales, es probablemente la mejor opción. Escuchar a nuestro cuerpo hará que cada uno de nosotros sepamos lo que mejor nos sienta

LOS SÚPER ALIMENTOS

 

superalimentos

 

¿Qué son exactamente los súper alimentos? Hoy día se ha puesto de moda hablar de ellos como si se tratara de un alimento nuevo o algún producto sorprendente, pero la mayoría son alimentos conocidos, y otros los hemos ido conociendo gracias a la diversidad cultural, al comercio de los productos de dietética y al mundo gastronómico. 

En realidad, el concepto súper alimento sí que es innovador ya que destaca y da a conocer de forma exclusiva los alimentos que tienen un  alto valor nutritivo en su composición. Son alimentos que contienen una gran concentración en vitaminas, grasas saludables y compuestos antioxidantes. Sin embargo, algunos de ellos hacen milenios que ya se consumen como, por ejemplo, el aceite de oliva virgen, típico de nuestra tierra; o la cúrcuma, originaria de Oriente.  

La finalidad en el consumo de estos alimentos es mejorar o mantener la salud, aunque para obtener mayores beneficios debemos igualmente seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio físico adecuado, dormir las horas suficientes y seguir unos hábitos higiénicos dietéticos correctos.

No hay un solo alimento en sí, que nos garantice una óptima nutrición, sino que la importancia recae en el conjunto de alimentos ingeridos a lo largo del día, en la variedad, en su procedencia, en su forma de cocción… Aumentar o distribuir en nuestro menú semanal el consumo de éstos alimentos tan saludables es muy fácil, solo tenemos que mostrar interés y hacer de la compra nuestra mejor elección. 

Algunos de ellos son:

·  Aceite de oliva virgen y virgen extra.

· Frutos secos y legumbres.

· Quínoa.

· Cúrcuma.

· Col y Brócoli.

· Sardinas.

· Ajo.

· Chocolate negro.

· Acelgas.

 

En definitiva, en una alimentación equilibrada y completa la introducción de alimentos considerados de gran valor a nivel nutricional, no pueden faltar, les llamemos súper alimentos o no, lo importante es tener conciencia de la función que desarrollan en nuestro sistema digestivo y en consecuencia en nuestra salud.

 

AZÚCAR DE FLOR DE COCO

AZU COCO BLOG

Recientemente os presentamos el azúcar de flor de coco bio marca Biospirit.

Tal y como su nombre indica, el azúcar de flor de coco se obtiene del néctar de la propia flor de la palmera cocotera. El néctar en general es una composición acuosa de azúcares,  iones minerales, aminoácidos y sustancias aromáticas. El azúcar de flor de coco y la miel, son los dos únicos edulcorantes naturales que provienen del néctar de una flor. Los demás proceden de savias de plantas y árboles o de frutos.

La principal característica del azúcar de flor de coco es que es de bajo índice glucémico (IG). El índice glucémico mide la velocidad en que los hidratos de carbono se convierten en glucosa cuando pasan a la sangre. El azúcar de flor de coco tiene un índice glucémico bajo ya que es de 35 en comparación con el azúcar blanco (Sacarosa) que es de 59. Con un IG bajo nos aseguramos el control y mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre evitando picos muy altos.

No menos interesantes son sus propiedades nutricionales, ya que si lo comparamos con el azúcar común que habitualmente se califica como “calorías vacías”,  el azúcar de la flor de coco es rico en minerales, en vitaminas y en aminoácidos.

Tiene un sabor muy agradable ligeramente afrutado, ideal para endulzar café, té, tisanas o infusiones, en la preparación de postres, crepes, natillas y recetas orientales… y muy apropiado en la preparación de galletas y batidos para los niños sustituyendo en lo posible el consumo de azúcares blancos en la etapa infantil.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto