Menú artículos

PRODUCTOS DE DOBLE USO, COSMÉTICA NATURAL

Por Núria Ripoll Blanch, técnica dietista

 

A casi todas las personas nos gusta estar guapos y guapas, aunque este concepto no es el mismo que sentirse bien consigo mismo. En realidad, el término belleza puede percibirse de muchas maneras, y el sentirse bien, significa la plena aceptación de nosotros mismos, con nuestros defectos y nuestras cualidades tanto físicas como intelectuales. 

En el mundo de la imagen, desde un punto de vista comercial, por ejemplo, se trabaja para potenciar distintos modelos de belleza que parte de la sociedad se desvive por imitar. En este recorrido se vende de todo: productos, servicios y promesas. En el afán por conseguir el cuerpo perfecto, a veces, se olvida el cuidado interior. 

Afortunadamente las tendencias están cambiando. Está creciendo el interés por seguir un estilo de vida que nos haga sentir bien, y se prioriza, cada vez más, la salud integral por encima de todos los cánones.

Para sentirnos bien y en consecuencia, vernos bellos y bellas, lo primero que deberíamos cuidar es nuestro interior, arreglar problemas emocionales, alimentarnos correctamente, dormir las horas suficientes, sociabilizarnos sin estrés..., luego, podemos empezar o continuar cuidándonos físicamente con productos naturales que acabaran embelleciéndonos todavía más. Porqué el acto de cuidarse de uno mismo es también quererse, es la guindilla de nuestra autoestima que nunca debemos olvidar. 

Para embellecer la piel, el cabello y todo el cuerpo en general, deberíamos practicar hábitos saludables y seguir una alimentación fresca, equilibrada y rica en nutrientes, sobretodo en vitaminas y sustancias antioxidantes. En la naturaleza encontramos muchos alimentos que embellecen por dentro y también por fuera, son productos de doble uso, naturales, ecológicos, económicos, biodegradables y muy, muy efectivos.


mascarilla avena

 

 

Veamos qué alimentos se convierten en productos de belleza de primera mano:

 

- Para limpiar los poros y activar la microcirculación sanguínea (Peeling): Azúcar de caña integral y jugo de aloe vera. Usar jugo de aloe vera o infusión fría de manzanilla, ésta última es más indicada para pieles sensibles. Añadir una cucharada sopera de azúcar de caña integral en el agua escogida y masajear suavemente con movimientos circulares la cara y el escote. Luego enjuagar con agua tibia.
- Mascarilla hidratante para todo tipo de piel. Para obtener una piel lisa, firme, elástica y muy suave: Hervir una cucharada de copos de avena finos, una vez estén fríos, batirlos junto a un yogur natural y añadir una cucharadita de miel. Aplicar sobre la piel y relajarnos media hora. Retirar con agua tibia y una toalla de algodón.
- Mascarilla hidratante para pieles grasas: Salvia, arcilla y pepino. Primero licuar el pepino y reservar. Mientras, preparar una infusión de salvia y dejar enfriar. Mezclar la infusión de salvia con la arcilla y el zumo de pepino. Aplicar durante media hora mientras estamos relajados. Retirar con agua tibia y una toalla de algodón.
- Para el cuidado del cabello: Nada mejor que una mascarilla de aceite de coco. Aplicar aceite de coco a lo largo del cabello en seco sin que toque la raíz, y dejar actuar una hora. Luego enjabonar con champú natural de romero. En el último enjuague friccionar todo el pelo con una decocción de hojas de ortiga con vinagre. Obtendremos un pelo precioso.
- También, si queremos mantener un brillo especial en el cabello, podemos enjuagarlos una vez por semana con zumo de limón después del champú.
- Tónico para la piel del rostro. Después de una limpieza suave, la piel del rostro y el escote necesita ser tonificada. Vitalidad y vitaminas con romero y perejil: Preparar una decocción de romero y tallos de perejil. Una vez fría guardar filtrada en la nevera. Preparar la cantidad de líquido suficiente para una semana. Es ideal para tonificar la piel en verano una vez esté limpia y desmaquillada. Se puede guardar en un dispensador en espray.
- Tónico corporal para el cuerpo: ideal para activar la circulación y evitar la rigidez al despertar. Tónico elaborado con jengibre. Hervir trocitos de la raíz de jengibre por la noche, a la mañana siguiente con una manopla de algodón hacer friegas por todo el cuerpo empezando por las piernas en sentido ascendente. Se puede recalentar el líquido y utilizar para preparar compresas calientes en caso que tengamos alguna zona del cuerpo inflamada o adolorida.
- Mascarilla para el pelo, con semillas de lino. Utilizar para después del sol. Hidrata, suaviza y revitaliza el pelo. Dejar en remojo una cucharada sopera de semillas de lino durante unas horas, utilizar la parte mucilaginosa para repartir uniformemente a lo largo del pelo, desde la raíz a las puntas. Dejar actuar durante una hora aproximadamente. Luego lavar el pelo con un champú suave de aloe vera. También se puede utilizar el agua espesa de linaza para hacer la función de gomina natural.
- Fortalecer las uñas: Huevo, vinagre de manzana y aceite de oliva. Mezclar la yema de un huevo con dos cucharaditas de aceite de oliva y tres cucharaditas de vinagre de manzana. Masajear diariamente éste preparado aplicándolo suave pero firmemente en las uñas. Puede guardarse en la nevera unos cuatro días.

 

mascarilla de coco

 

Otros ingredientes interesantes para ingerir y para elaborar cosméticos:


- Albaricoque: Contiene principalmente vitamina A. Tonificante y muy beneficioso para la piel. Su consumo actúa contra el envejecimiento prematuro de la piel. Aprovecharemos mejor sus propiedades si durante los meses de calor lo ingerimos regularmente.
- Aguacate: Ideal para la elaboración de mascarillas faciales. Para utilizar en casos de pieles secas. Es muy nutritivo. También se puede mezclar con jugo de aloe vera y copos de avena finos. Elaborar una pasta homogénea y aplicar sobre la piel del rostro. Esperar media hora y retirar.
- Almendras: La pasta de almendras purifica las pieles problemáticas. Elaborar mascarillas con pasta de almendras y agua de rosas es una opción maravillosa. Luego podemos lavarnos la cara con un jabón de propóleo y agua tibia. Si lo repetimos a diario eliminaremos granitos, puntos negros e imperfecciones.
- Harina de trigo: Rica en vitamina E. Absorbe las sustancias tóxicas y favorece la oxigenación celular. Ideal para preparar mascarillas. Se puede mezclar con yema de huevo y agua de rosas. Aplicar media hora sobre la piel limpia y seca. Luego retirar y limpiar la piel con agua tibia y jabón de propóleo. Hidratar con una loción no grasa.
- Cebolla: Contiene un aceite esencial picante con un contenido en azufre que aumenta sus propiedades desinfectantes: actúa contra los hongos y combate la caspa y la seborrea. Ideal para cuidar la raíz del pelo. Se fricciona el cuero cabelludo con jugo de cebolla y se deja actuar media hora. Pasado este tiempo se aconseja lavar el pelo con jabón natural de ortiga. Con esta acción dos o tres veces por semana reforzaremos el pelo de la raíz a las puntas, eliminaremos la grasa y las impurezas que ahogan el folículo piloso. El pelo nacerá más fuerte y vigoroso.
- Cacao, lentejas y espinacas, fuente de hierro. La carencia de hierro puede conducir a una anemia y a la debilidad del pelo. Es importante comer estos alimentos.

 

Recordemos que la piel es el órgano más grande del cuerpo y comunica hacia el exterior, no solamente su estado físico, sino también nuestro estado interior. Debemos mimar, cuidar y ofrecer al organismo productos sanos y naturales para nutrirnos y también aprovechar la oportunidad de utilizarlos como tratamientos externos. La naturaleza nos enseña otra vez que nos lo da todo.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.          facebook   Instagram Biospirit   linkedin Biospirit

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto