LA LINAZA DORADA

POR Núria Ripoll Blanch, Técnica dietista

 

SEMILLAS DE LINO DORADO


Bien es sabido que las semillas de lino ofrecen propiedades muy relevantes a nivel dietético. Antes, la linaza para consumo propio y voluntario era desconocida para muchas personas, pero ahora tenemos una amplia oferta de este producto gracias a las tiendas de alimentación ecológica, a los herbolarios, los supermercados bio… incluso está presente en casi todas las panaderías formando parte integrante de los ingredientes de panecillos, barras de pan y bollos artesanales.

¿Por qué el resurgir de tan antiguo alimento? No se trata de que hayamos descubierto nada nuevo; la planta del lino hace muchísimos años que fue descubierta por la humanidad. De hecho, además de la obtención de sus semillas para consumo y para la elaboración de aceite, la planta (linum usitatissiom L.) se utilizaba para la confección de tejidos y telas.

Ahora, la disponibilidad, la cultura en alimentación y la conciencia en la salud han despertado el interés por sus propiedades y beneficios.

 

Características y propiedades de la linaza:
Son pequeñas semillas aplanadas de color dorado brillante. Se pueden tomar enteras o molidas. Si se consumen molidas es mejor hacerlo al momento ya que el polvo obtenido puede enranciarse fácilmente.
Es una semilla muy rica en fibra y actúa como regulador intestinal. Esto quiere decir que no frena la movilidad intestinal. No es un laxante.
Para la protección y el buen funcionamiento del intestino también puede usarse el aceite de lino, este no contiene fibra pero ayuda en todas las funciones del tracto digestivo.
La característica más importante aparte del contenido en fibra, es la cantidad de ácidos grasos esenciales que contiene. Entre ellos destaca el ácido alfa-linolénico omega 3. Este tipo de ácido graso debemos obtenerlo de la alimentación ya que el organismo por sí solo no lo puede fabricar, por eso se les llama “aceites esenciales”. Estos lípidos son importantes para la circulación de la sangre, para regular los niveles de colesterol y para la protección celular, entre otros.

La linaza también tiene propiedades antiinflamatorias gracias a su alto contenido en omega 3 y es un buen aliado para la belleza de la piel y el cabello.
Para empezar a tomar linaza, es mejor tomar dos cucharaditas de café por la mañana y dos por la noche. Seguir así durante una semana y observar si el organismo funciona mejor, sobre todo a nivel intestinal y digestivo.

También se puede dejar un poco de linaza en un vaso de agua, esperar a que el agua absorba a los mucílagos (fibra soluble) que contienen las semillas y beber el líquido espeso.

En algunas fuentes de información, mencionan la linaza como un súper alimento, como si se pudieran ingerir grandes cantidades puesto que contiene nutrientes muy buenos. No se trata de esto ni mucho menos. La linaza debe considerarse como un complemento de nuestra alimentación que nos puede ayudar a mejorar nuestra salud, pero es responsabilidad nuestra seguir una alimentación variada, equilibrada y ejercitar hábitos de vida saludables.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto