La Sal

POR Núria Ripoll Blanch, técnica dietista

La humanidad utiliza la sal en su alimentación desde hace unos diez mil años. De una forma u otra, el sodio,

el potasio y otros elementos son necesarios para el equilibrio del organismo. El hombre, en sus orígenes, incorporó la sal en su alimentación posiblemente para dar respuesta a una necesidad hasta entonces no bien conocida y, por orden cronológico, empezando por la prehistoria, es posible que se utilizara la sal en pequeñas cantidades por simples requerimientos biológicos.

Siglos más tarde, situándonos en la Edad Antigua, (período histórico en el que surgen las primeras civilizaciones como Egipto, Grecia, Roma…), la extensión de la agricultura permitió que la sal ganara importancia. Los fenicios y los romanos extendieron el uso de la sal por el Mediterráneo, y de ahí vienen, por ejemplo, las salazones del pescado. Es el momento en el que el hombre descubrió en la sal un método de conservación de alimentos excelente que todavía hoy sigue intacto.

Posteriormente, durante la Edad Media, el comercio de sal fue muy local, pero a partir del siglo X, se consolidaron centros de comercio de sal como Venecia y Génova, empezando así las “Rutas de la Sal”.

Los usos de la sal, su producción o el comercio de ella, han marcado la evolución de las sociedades, las relaciones entre los pueblos e incluso el comportamiento de las estructuras de poder económico y político.

sal 3

 

Formas de obtener la sal
En la actualidad, y desde hace muchos siglos, podemos considerar tres vías de obtención de sal. La extracción de las rocas salinas en las minas, el aprovechamiento
de ríos o salinas de interior, y la recuperación de la sal marina.

Sal marina: La sal en los océanos y los mares existe mucho antes de que existiera en la tierra alguna posible forma de vida. La sal llegó al mar desde las rocas erosionadas por el viento y el agua. Estas fueron perdiendo elementos alcalinos como los antes citados: sodio y potasio, pero el mar devolvió dichos elementos en parte a la tierra, en un ciclo geológico que se mantiene activo. Las salinas marinas son grandes extensiones de terreno a la orilla del mar, en las cuales se evapora el agua marina por calentamiento solar, dejando un depósito de sal. Ésta es, en general, sal de gran calidad.

Salinas de interior: Utilizan una salmuera que normalmente procede de un manantial de aguas salinas, de lagunas saladas o de depósitos subterráneos.

Minas de sal: Son depósitos salinos que se encontraban en el fondo del océano y que en el curso de millones de años se elevaron a la superficie (movimientos de placas continentales). Las minas de sal están ubicadas en zonas montañosas y la extracción de sal se lleva a cabo gracias a las labores mineras. Ésta puede utilizarse en bruto o bien depurarse. En bruto es de gran calidad.
Así pues, son numerosas las regiones del mundo desde donde el hombre puede recuperar la sal. Una de las sales más conocidas actualmente por sus propiedades es la Sal del Himalaya.


sal himalayaLa Sal del Himalaya

Desde la década de los 90, la conocida Sal rosa del Himalaya ha sido extensamente comercializada en Europa. La Sal del Himalaya es una sal que supuestamente tiene propiedades terapéuticas, debido a su composición rica en minerales, y también debido a su pureza. Así mismo, hay estudios que demuestran otras afirmaciones, simplemente defienden que la Sal del Himalaya contiene, como toda sal de mesa, únicamente cloruro de sodio y pequeñas trazas de otros minerales. 

La historia de la formación de los yacimientos de sal del Himalaya es interesante y atrayente, aunque también se utilice con otros fines, como por ejemplo turísticos y de interés geológico. En todo caso, cabe resaltar la importancia histórica y cultural a la que hace referencia.

La mayoría de los yacimientos de sal gema de la tierra se formaron hace más de 250 millones de años. Estas superficies que en un inicio estaban recubiertas por agua, se elevaron, y los mares, lagunas y lagos se evaporaron debido a los cambios de temperatura. La sal cristalizada del agua marina se depositó en forma de pequeñas partículas y con el paso del tiempo estos sedimentos fueron aumentando. En el proceso de formación de los continentes, las placas continentales se presionaron las unas a las otras y así se fueron formando las montañas. Los depósitos de sal que quedaron por debajo de la superficie terrestre, se condensaron. Las montañas más grandes del mundo, fueron las que sufrieron presiones también más fuertes y, en el caso del Himalaya, fue donde se formaron yacimientos con gran cantidad de sal cristalizada. 

La denominada Sal del Himalaya, se extrae de las formaciones
salinas de Khewra, en Pakistán, a 300 Km del Himalaya.

Es considerada una sal de calidad, no solamente para su consumo,
sino también para la elaboración de candelabros, lámparas y demás
elaboraciones.

 

Sal en la dieta

El sodio es un elemento que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. La sal contiene sodio.

El cuerpo regula la presión arterial y el volumen sanguíneo gracias en parte al sodio, también para que los músculos y los nervios funcionen correctamente.
Aunque la mayoría de alimentos ya contienen sodio de forma natural, utilizamos la sal principalmente para resaltar el sabor de los alimentos. Este aspecto dietéticamente es delicado ya que demasiado sodio en la dieta puede causar hipertensión, retención de líquidos y otras enfermedades.

Siempre y cuando no sea contraproducente, el consumo de sal es necesario pero aun así, tenemos que tener moderación y al mismo tiempo comprar sales de buena calidad.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto