Menú artículos

La Miel

POR Núria Ripoll Blanch, técnica dietista

2019-02 la miel

 

Laboriosas como nadie, las abejas, además de excelentes arquitectas, podrían considerarse las mejores y más sabias alquimistas de la naturaleza. Su principal presente, la miel, ha sido utilizado como alimento en todas las épocas y culturas.
Las cualidades de la miel natural de las abejas se conocen al menos desde la civilización minoica de Creta, 2500 años a.C. En excavaciones egipcias se han encontrado muestras de este alimento de hace más de 3000 años. La miel ha sido el edulcorante por excelencia de todos los tiempos.

Sustituir el azúcar por la miel es una buena alternativa. Es cierto que la miel contiene un 80% de azúcar (fructosa y glucosa) y el contenido calórico de ambos productos es casi el mismo, pero en todo lo demás son incomparables. La miel contiene pequeñas proporciones de micronutrientes (aminoácidos esenciales, ácidos orgánicos, minerales y vitaminas) de gran valor por sus efectos beneficiosos para nuestro organismo. Además, gracias a ciertas sustancias activas procedentes de las plantas donde van las abejas, la miel también tiene propiedades antibióticas, antiinflamatorias y desinfectantes.  

Sus componentes bioquímicos se pueden agrupar de la siguiente manera:

- Monosacáridos (azúcares).
- Agua (del 15 al 20% de la miel es agua, cuanto más baja sea la cantidad de agua, mejor. Un porcentaje inferior al 18% garantiza que no puedan desarrollarse procesos fermentativos.)
- Minerales y oligoelementos.
- Sustancias nitrogenadas. Aminoácidos.
- Ácidos orgánicos.
- Enzimas.
- Inhibinas (sustancias de acción antibiótica).
- Vitaminas y antioxidantes. 

Tanto si consumimos miel por placer como por uso terapéutico, todo nuestro organismo se verá beneficiado, el hígado, el aparato digestivo, las vías respiratorias, el sistema nervioso...

En cuanto a la calidad de este alimento, también hay que tener en cuenta la contaminación química de los terrenos agrícolas. Los panales alejados de zonas contaminadas y situados en los prados más silvestres aseguran una recolección de mejor calidad y con más garantías. La miel ecológica proviene de explotaciones apícolas que respetan el entorno y garantizan que las abejas vuelen en praderas libres de residuos químicos, pesticidas y sustancias contaminantes. La apicultura ecológica es una apicultura en donde se respeta el ciclo natural de las abejas obreras y se espera a que estas pasen el invierno utilizando su propia miel para invernar.

La miel ecológica Biospirit es una miel de flores, de color ámbar y de aroma y sabor excelente.
La miel de flores es la producida por las abejas a partir del néctar de las flores. Cuando está fresca es transparente y espesa. Se obtiene del brezo, tilo, acacia, romero, árboles frutales, etc., en proporciones muy variables.


Las abejas melíferas sirven al hombre moderno no sólo como diligentes colaboradoras en agricultura, sino también como indicadoras del estado en que se encuentra nuestro medio ambiente y como testigos de una relación intacta de hombre y Naturaleza.
La abeja melífera no sólo es un fascinante modelo de evolución biológica, sino que también resulta de gran importancia económica y ecológica por sus prestaciones en la fecundación floral. 

 

 

Nota informativa: La miel es un producto natural. No recomendada para niños menores de 12 meses.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.          facebook   Instagram Biospirit   linkedin Biospirit

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto