Menú artículos

GASTRONOMÍA ASIÁTICA: MODA, DIVERSION, TENDENCIA Y SALUD

POR Núria Ripoll, Técnica dietista 

Más allá de la adaptación al medio, del clima y la geografía, de las limitaciones propias de cada territorio, cocina es también cultura. Es decir, todos los hechos históricos, religiosos y lingüísticos sirven para entender las distintas culturas culinarias que con los procesos migratorios tanto del pasado como actuales han dejado huellas imborrables en cada región. Desde el principio de la humanidad, cada pueblo hace una selección de los alimentos que considera apetecibles y necesarios, pero también adopta y adapta otras realidades gastronómicas, para enriquecer la propia y así hasta nuestros días. Preservar la diversidad culinaria es un reto que nos enriquece a todos.


cocina orientalEn estas líneas hablaremos de la alimentación del mundo asiático. Asia es el continente más grande y más poblado del mundo, con culturas como la china muy antiguas y una capacidad de difusión enorme. A muchas personas, cuando les preguntan por comida asiática, lo primero que les viene en la mente es la comida china y japonesa, muy de moda en los últimos tiempos, pero en realidad, por su variedad bioclimática la gastronomía asiática es única: se extiende de la Mediterránea al Océano Pacifico y del Océano Glaciar Ártico al mar de Arabia. Por esto, también el concepto de cocina asiática es entrar en el fascinante universo de la cocina turca, árabe, judía o la seductora cocina del sud-este asiático e Indonesia. Sin olvidar el Extremo Oriente, que no nos deja indiferentes con su antigua y variada gastronomía ya mencionada, china y japonesa.

 

 COCINA ASIÁTICA

La cocina asiática es el perfume de las especias, el aroma de las finas hierbas, las técnicas más especiales de preparación y de cocción de verduras, carnes, pescados, mariscos y sobre todo, la sabiduría que rodea a los típicos ingredientes de este maravilloso continente. La comida asiática se introduce cada vez más en occidente porque entusiasma a quien la prueba por primera vez y no deja de sorprender a quien ya la conoce.
Dentro de toda la diversidad de las diferentes regiones del continente asiático, existen elementos comunes que identifican este tipo de cocina: variada, colorista, fresca y aromática. Algunos alimentos utilizados son: especias, frutas exóticas, variedades de arroz, vinagres, aceites, salsas picantes, yogures, tallarines y pastas, verduras frescas en abundancia, algas, hierbas aromáticas, pescado, soja, marisco … y formas de cocciones también comunes como el wok y los salteados rápidos.

 

 Definición de algunos aspectos representativos de la gastronomía turca, judía, tailandesa, china y japonesa. Particularidades de la cocina asiática.

TURQUÍA

Es el único país que incluye dos continentes de gran relevancia, Asia y Europa y que históricamente ha sido la clave gastronómica entre estos dos mundos. La cocina turca es la cocina de un imperio.
Es rica en productos lácteos, carnes (excepto el cerdo), pescado, frutas, verduras, frutos secos, especias, hierbas, aceite de oliva, legumbres y pan.
Es una cocina que destaca por las pastas rellenas de verduras, carne y pescado, los yogures, el kebab, los dulces, el tahin… Un menú turco empieza por las famosas “mezze”, son entrantes tipo ensaladas, rellenos, fritos de pescado y delicias de marisco como pulpo, gambas, mejillones…
También destacan las salsas de yogur, la pasta de garbanzos (humus) y las huevas de pescado. Además Turquía es un país que destaca por sus exquisitas y variadas sopas: las hay de verduras, de legumbres, de arroz, de pollo, de pescado y de menudillos.
Y por supuesto las hierbas, las especias y los condimentos: ajo, limón, comino, laurel, pimiento rojo, guindilla, menta, eneldo, hinojo, romero, azafrán, tomillo, pimienta, cardamomo, canela, vainilla… La cocina turca ha sido la gran cocina clásica del mundo árabe y, todavía hoy, es una cocina de referencia.

especias turquia 

 

ISRAEL

La cocina judía, des del punto de vista histórico, corresponde a la del pueblo judío o hebreo. Es una cocina basada en la religión. Las costumbres que dictan las normas kosher sirven para determinar aquello permitido de lo no permitido.
La cocina del actual Estado de Israel, es una remarcable e interesante síntesis de todas las formas de cocina del amplio mundo hebreo. Es una cocina al mismo tiempo con grandes claves Mediterráneas ya que surge de grandes platos comunes en esta parte de la Mediterránea oriental y asiática.
Actualmente en Israel se producen excelentes productos: fuagrás, confituras, conservas, infusiones, quesos frescos, quesos curados y harinas especiales (como la matzo, para elaborar el pan ázimo ritual). También destaca la agricultura autóctona, en donde se producen las mejores frutas mediterráneas y también tropicales: de los dátiles a los cítricos.
Los hebreos, a diferencia de los árabes, pueden beber vino y otras bebidas alcohólicas pero deben estar elaborados siguiendo unos estrictos controles de calidad natural. Son vinos ecológicos. En los Estados Unidos, en Francia y en otros países Europeos, hay una importante y artesana industria alimentaria destinada a elaborar estos productos especiales (bajo la supervisión de un rabino): de carnes, de dulces, de bebidas…

 

TAILANDIA

La cocina tailandesa ha ido ganando popularidad a nivel mundial. Su originalidad reside en la armonía de sabores. Cada plato tailandés es una mezcla única de picante, dulce, salado y ácido, gracias al uso de una gran variedad de hierbas y especias. La cocina tailandesa incorpora una gran influencia de China, India y otras regiones del sudeste asiático.
La comida tailandesa no sólo es deliciosa, sino que también es muy bonita a la vista, creativa y colorida. La forma en cómo se cortan las frutas, verduras y hortalizas refleja el arte milenario en que los tailandeses cuidan la mesa. Refinamiento, elegancia y atención a los detalles son sus premisas gastronómicas, también aplicables a la gastronomía china y japonesa.
Los cocineros Asiáticos dan mucha importancia a la apariencia externa, así que la presentación también es un aspecto muy importante. La mayor parte de las decoraciones se hacen con verduras o frutas. La única condición es que tengan una forma bonita, un color uniforme y que sean muy frescas.
En Tailandia se utilizan mucho las salsas para cocinar, las más habituales son: salsa de pescado, salsa de soja y salsa de ostras.
Los ingredientes comunes a muchos platos tailandeses son: el ajo, el arroz jazmín, el chalote (verdura similar a la cebolla pero con un tamaño más pequeño y un sabor más dulce y suave), el chile serrano, el curry, los fideos de soya, la galanga (raíz muy parecida al jengibre con un sabor aromático y picante), el hongo shiitake seco, la hoja de limón kaffir, la leche de coco, la raíz de cilantro molida, la hierba limón (planta de sabor cítrico) y los tallarines de arroz.

 

CHINA Y JAPÓN

Nos quedaría por mencionar la cocina china y japonesa. Esta destaca por ser el núcleo central de la comida asiática pero es tan extensa su presentación que solo mencionaremos algunos detalles.
China es un país que ha ejercido gran influencia en el desarrollo, tanto social como cultural, de algunos de los principales países de Asia como lo son Japón, Corea y Tailandia. También su gastronomía ha tenido este efecto y algunos de los productos y platos más influyentes son el té verde, la salsa de soja y el chop suey. El arroz, por ejemplo, es un componente básico tanto en la cultura china como japonesa.
En la gastronomía japonesa, lo más destacado son las preparaciones culinarias con pescado sin cocinar, como es el caso del sushi, uno de los platos japoneses más reconocidos a nivel mundial, al igual que el sashimi.
La alimentación oriental, en general, está fuertemente relacionada con la sociedad y la medicina local. Un aspecto interesante es la aplicación de las premisas del yin y yang. El equilibrio energético entre los alimentos y el entorno debe ser el adecuado, ya que el todo influye en la salud general de las personas.

 china japon

 

Breves consejos para cocinar al estilo asiático:
- Técnicas de corte y preparación previa de todos los ingredientes: dado que los tiempos de cocción son cortos, todo tiene que estar preparado junto al fuego antes de empezar.
- Dar sabor y aroma: tener a mano todas las especias frescas o secas que vamos a necesitar.
- Utilización de frutas exóticas: aroma y versatilidad. Las frutas exóticas no son adecuadas únicamente para postre, sino que en la cocina asiática enaltecen las ensaladas y otros platos picantes. Ejemplos: coco y leche de coco, lima, papaya, lichi, maracuyá, mango y piña.
- Métodos de cocción adecuados: freír, cocer al vapor, ahumar, guisar… se utiliza mucho el wok y las cestas de bambú.
- Tener a mano caldos de ave: a partir de un buen caldo de ave, y añadiendo condimentos asiáticos, se obtiene el caldo necesario para la base de muchos platos.
- Arroz como ingrediente principal: Arroz para sushi, arroz basmati, arroz rojo y negro (típico de Tailandia e Indonesia).
- Utilización de setas shiitake, algas, aceites y vinagres.
- Utilización del tofu: El tofu es muy versátil, rico en proteínas y una buena alternativa vegetal. Lo único a tener en cuenta, es que el tofu necesita condimentos para que sea sabroso.
- Trabajar siempre con ingredientes muy frescos: pescado, carne, marisco, hortalizas, frutas, verduras…

productos japon


Sana, ligera y equilibrada. Así es como se define la milenaria cultura gastronómica oriental.


Bibliografía: La cuina del món, de Jaume Fàbrega.
Curso de cocina Asiática para sibaritas.

 

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.          facebook   Instagram Biospirit   linkedin Biospirit

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto