Menú recetas

Crema de calabaza

Preparación:

1. Cortar la calabaza en 4 trozos.
2. Sacar las pepitas.
3. Cortarla en trozos más pequeños para que sea más fácil sacar la piel (si hace falta).
4. Poner en la olla un poco de aceite u otra grasa como el aceite de coco.
5. Saltear las cebollas.
6. Añadir la calabaza, el calabacín, el ajo, el laurel, la sal y un cubito de caldo.
7. Añadir agua al gusto.
8. Dejar cocer hasta que las verduras estén blandas y pasar por la batidora.
9. ¡A disfrutar!

Información adicional:

La calabaza cocinada es muy parecida a la de una patata. De hecho se puede usar igual que una patata. Horneada, para hacer cremas, en estofados, mezclada con cereales, al baño maría y rellena, después de hornearla para juntar sabores. Su sabor es dulce. Combina bien con chucrut, cebollas y puerros. Deliciosa con especias y hierbas como comino, laurel, ajo o jengibre. Hay múltiples combinaciones que se pueden probar según sus preferencias.

La piel de la calabaza Hokkaido es totalmente blanda. No hace falta pelarla.
Simplemente hay que cortarla en 2 ó 4 piezas y sacar las pepitas con una cuchara. Las pepitas se pueden secar y guardar para plantar en el jardín cuando ya no hace frío por las noches, alrededor de medianos de mayo. Se recomienda no plantar cerca de otras plantas parecidas como el melón o el calabacín.
A la calabaza le gusta mucho el abono.

Hay otros tipos de calabaza que son más acuosas o menos dulces. Muchas tienen la piel más dura y hay que pelarlas. Las más acuosas hacen una sopa o crema más ligera. Para variar o si aún hace calor, puede ser más ligera de comer. Generalmente cuanto más plana y cuanto más profundas las ondulaciones, más densa será su carne.

Ejemplos de platos que se pueden preparar con calabaza:

- Crema de calabaza con cebolla.
- Sopa de cebolla, calabaza y calabacín.
- Estofado de cebolla calabaza y chucrut.
- Mijo con calabaza y pipas de girasol. Todo hervido con 4 medidas de agua por 1 de mijo.
- Tarta de calabaza: Rellenar la base de tarta con una crema espesa de calabaza. Añadir jengibre crudo a la crema después de cocinarla. Añadir sal al gusto. Decorar con pipas de calabaza tostadas y molidas.

Cuando la crema se enfría, se endurece. Experimente con la cantidad de agua para obtener la textura/espesor que más le guste.

Receta elaborada por Cecile Kraetzer, gerente de Biospirit.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto