CEREALES PARA EL DESAYUNO

POR Núria Ripoll Blanch, Técnica dietista

cereales desayuno articulo


De las principales comidas que se hacen a lo largo del día la más importante debería ser el desayuno. El objetivo de romper el ayuno es despertar al organismo, en especial al sistema digestivo de las horas de descanso que ha tenido durante la noche y así empezar una nueva jornada con la energía necesaria para afrontar todas las labores a las que debemos hacer frente.

Ahora bien, ¿con que alimentos podemos confiar para que la nutrición de nuestro organismo al despertar sea la correcta?

Lo más recomendable seria primero hidratarnos con algún líquido preferiblemente templado o caliente. Podemos optar por leche, bebidas vegetales, tés o bien por un zumo de frutas o, quien lo prefiera, simplemente agua mineral.

En segundo lugar y no menos importante sería escoger algún tipo de alimento que nos dé energía de forma gradual y que al mismo tiempo nos aporte muchos nutrientes. Aquí entran en juego los cereales.

Recordemos que el grupo de alimentos que constituyen la base de la alimentación están compuestos por las féculas y todo lo derivado del propio grano del cereal inclusive el mismo, las harinas, la pasta, los panes, el arroz…
En tercer lugar completar el desayuno con una fruta y algo de proteínas sería lo más apropiado.

La importancia de los cereales para el desayuno:
Nutritivamente están compuestos por hidratos de carbono complejos, es decir, de lenta absorción, con lo cual no provocan subidas bruscas de glucosa en la sangre, son ricos en fibra, vitaminas y minerales. Son muy necesarios para empezar bien la jornada ya que la riqueza en salvado que pueden contener estimula el tránsito intestinal y regula el cuerpo para muchas de sus funciones.

La elección de los cereales para el desayuno es muy importante. Popularmente los que más se consumen están elaborados con harinas refinadas, azúcares simples, vitaminas y minerales añadidos. Estos cereales son buenos de sabor y alimentan pero no tienen nada que ver con cereales naturales, ecológicos, integrales y llenos de su propio sabor, enriquecidos con miel, melazas naturales o azúcares de caña integral.

Para todos los gustos:
Hay cereales enriquecidos con miel, con chocolate, con melazas... Podemos encontrar un mismo cereal con formas y texturas variadas: inflados, tostados, en copos, en bolitas texturizadas... También los hay con gluten, sin gluten, con edulcorantes naturales o sin edulcorar. Es cuestión de escoger el que más nos guste.

Hoy día, la costumbre de sentarse para desayunar empieza otra vez a cobrar importancia y es necesario acostumbrar sobre todo a los niños a valorar este hábito tan saludable para que no salgan de casa sin haber hecho un buen desayuno. La facilidad con la que se presentan la mayoría de cereales específicos para este momento hace que sean muy prácticos y funcionales. Además, si no los queremos mezclar con leche o con bebidas vegetales los podemos consumir mezclados con yogur, con fruta fresca o frutos secos y así crear nuestro propio muesli.

Los cereales para el desayuno son un fabuloso recurso para picotear entre horas. Son ligeros, de fácil digestión y al contener mucha fibra, si los acompañamos con un vaso de agua, aumentamos la sensación de saciedad. ¡Además están riquísimos!

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto